¿Cómo se debe usar un plafón en el salón?

Un plafón en el salón suele ser la fuente de luz principal de la habitación y una de las luminarias más destacadas de tu hogar. Asegúrate de elegir uno que, además de combinar con la decoración, genere suficiente luz para iluminar correctamente la estancia. 

Los salones necesitan por lo general unos 217 lúmenes por metro cuadrado. Por ejemplo, si el salón mide 28 metros cuadrados, necesitarás alrededor de 6000 lúmenes en el total de la habitación (incluido el plafón, pero también cualquier otra lámpara o luminaria de la habitación). Utiliza otras fuentes de luz, tales como lámparas de mesa o de pie, para crear capas de luz que complementen la iluminación cenital.

Tipos de plafones

A la hora de elegir un plafón para el salón, es útil conocer los tipos más comunes de plafones: 

  • Plafones de montaje rasante: estos plafones se instalan a ras de techo y, por lo general, tienen una forma redondeada con una cubierta. 

  • Plafones de montaje semiempotrado: las luminarias de montaje semiempotrado tienen una pieza superior que se instala a ras de techo para cubrir el cableado, pero la luminaria en sí va suspendida justo debajo.

  • Candelabros: los candelabros, que a menudo incluyen acentos de cristal, suelen tener varias fuentes de luz y cuelgan más abajo del techo.  

  • Luz de carril: este tipo de luminaria dispone un carril largo y varias luces que puedes ajustar y apuntar a distintas zonas de la habitación. 

  • Luces empotradas: estos plafones suelen ser redondos y se instalan completamente a ras de techo, con la mayoría de las luminarias en el interior del techo.

Posicionamiento de los plafones en el salón

Coloca el plafón en el centro de la habitación. Por lo general, se trata de la misma zona de la habitación donde está la mesa de café (que queda muy bien debajo de un plafón). Si el plafón cuelga del techo en lugar de estar al ras, asegúrate de que quede a una altura tal que las personas puedan pasar cómodamente por debajo, normalmente de 1,8 a 2,4 metros sobre el suelo. 

Uso de plafones inteligentes en el salón

Ya sea para servir como sala de cine una noche de películas o de punto de encuentro en una fiesta de cumpleaños, el salón es una de las estancias más versátiles de la casa. Con un plafón inteligente puedes atender fácilmente los distintos usos de este espacio: puedes atenuar, intensificar, cambiar el color e incluso automatizar la luz.